Culpable (Claudia)

Aquel gato negro la miraba. Exhausta lo miró de vuelta por un instante, y se le pasó por la cabeza acercarse, pero no podía ¿Acaso quería que la atraparan? Rápidamente dejó al gato atrás. Mientras corría pensaba en el gato, y cómo la miraba, ¿por qué? Intentó apartar el pensamiento de la cabeza, lo consiguió por momentos y luego volvió a ver esos ojos amarillos. Sintió que la empujaban, no intentó parar el impulso y se dejó llevar. Pocos segundos después ya tenía los dos pies en la carretera. 

Ya era muy tarde para hacer nada, las lágrimas se le saltaron. 

Un camión se acercaba a toda velocidad, ella seguía entrando más y más en la carretera, a causa del empujón. Comenzó a gritar. Vio al gato mirándola fijamente, acto seguido solo podía preguntar por qué; antes de poder gritarle a aquel gato, que alguna vez hubiera sido una razón por la que arriesgar su vida, el camión la atravesó.

 

Fin

 

2 comentarios en “Culpable (Claudia)”

Responder a Eva Rojo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *